Header Ads

Cada sueco con su bicicleta eléctrica.





Una muy buena noticia para las bicicletas eléctricas en Suecia. El Gobierno sueco destinará un financiamiento multimillonario para bicicletas eléctricas, otorgando a compradores un subsidio del 25% del valor de la bicicleta. Esta espectacular medida del estado sueco pone en su verdadera dimensión la importancia de la bicicleta eléctrica como movilidad sustentable.

La ECF ( European Cyclists Federation ) es el organismo no gubernamental (con sede en Bruselas ) que ha trabajado duro al respecto, logrando la atención y reconocimiento del gobierno sueco , quienes con esta inversión, demuestran su gran interés por el desarrollo de la bicicleta eléctrica en ese país, y por supuesto en el impacto directo sobre la industria europea de la bicicleta.

Para los años 2018, 2019 y 2020 se destinarán 35 millones de euros por año, un total de 105 millones de euros, un subsidio del 25% destinado a individuos en compras de e-bikes de hasta 1000 euros ( una compra por año y por individuo ).

La ECF se ha inspirado a su vez en otro programa de promoción similar por demás exitoso, el caso Oslo ( Noruega ) también con subsidios para individuos, en el 2016.
Según Lars Stromgren , presidente de Swedish Cycling, se muestra optimista, concordando que la bicicleta eléctrica aporta nuevos hábitos en el transporte urbano de los suecos, también poniendo énfasis que es una idea superadora promover un transporte no contaminante. Asimismo destaca la importancia de la inversión y el aumento de las ciclovias para un desplazamiento más fluido.

 Los resultados en Noruega son valiosos y determinantes. Se redujeron las emisiones de CO2 entre 420 y 720 gramos por día con cada vehículo. También aumentó las distancias recorridas, hasta 20 km mas por semana en comparación a los recorridos efectuados con bicicletas convencionales.

Los fabricantes suecos de bicicletas no ven esto como amenaza sino todo lo contrario, una oportunidad que no dejaran de atender. Mas bicicletas eléctricas significan un mejor medioambiente y una mejor salud, es positivo para toda la comunidad, dijo Jonas Netterstrom, CEO de Cycleurope

El impacto de la bicicleta eléctrica en salud también es notorio. El Instituto Nacional de Salud de Suecia recomienda una actividad física de al menos 150 minutos a la semana, promoviendo la salud, reduce riesgo de enfermedades crónicas y previene la muerte prematura. Recomienda un ejercicio suave, y considera ideal para quienes han estado inactivos físicamente. Los estudios en los Países Bajos al respecto afirman que independientemente de si la asistencia eléctrica es baja o alta, alcanza los niveles recomendados de intensidad física.


copyright bicicletaselectricas.club

foto EFC