Header Ads




R200, buscando una norma común sobre e-bikes, y autonomía.



A medida que la movilidad eléctrica se abre camino en el mercado, surgen nuevos desafios para las empresas del sector, las cuales ponen acento en desarrollar no tan solo mejores vehículos eléctricos, mas eficientes, mas económicos, mas confortables, o mas funcionales, sino lograr generar conocimiento sobre el concepto de movilidad sustentable desde la tecnología eléctrica, en el consumidor y la opinión pública en general. No es extraño la resistencia a lo nuevo, mas aún en lo relativo a movilidad, cuando somos enteramente dependientes de la energía fósil, consolidada y aceptada, asimismo sabiendo los perjuicios que ocasiona en el medioambiente.

El desafio sin dudas también es comunicacional, conseguir comunicar el nuevo concepto, sus atributos y beneficios, y traducirlo a un lenguaje claro y comun a todos es clave. La industria avanza y unificar conceptos y standards tecnológicos se hace imprescindible para un mejor aprendizaje de las nuevas tecnologías.

Asi es que la Zweirad-Industrie-Verband (ZIV) ( asociación alemana de empresas de e-bikes y bicicletas ) se ha puesto en la tarea gigante de normalizar o plantear un mismo sistema de medición de autonomía común o simplemente, como decimos en BEC, dimensionar el beneficio de llegar mas lejos.

En la decisión de compra de una bicicleta eléctrica el consumidor pondera no solo calidad, y diseño, tambien como determinante, su rango de autonomía, es decir hasta donde llegara la asistencia eléctrica en distancia recorrida, y aquí sí que se suscitan cuantiosas dudas, ambiguedades, y numerosas variables a considerar.

La autonomía de una bicicleta eléctrica se define según variables que corresponden tanto a la propia especificación de las batería, a la perfomance del controlador, al peso del ciclista, peso de la bicicleta,  el aire de los neumáticos, condiciones del viento, el tipo de terreno, el motor, frecuencia de arranque y frenado, etc,. Ante este maremagnum de factores e incluso ante la falta de definición certera o norma que permita comparar objetivamente una bicicleta eéctrica con otra, , ZIV propone la standarización de su NORMA R200 , elaborada a partir de la colaboración de empresas como  Bosch E-Bike Systems, el grupo accel,Shimano y Velotech .


 En qué consiste la norma R200 ?


 El método definido como R200 se refiere a un standard propuesto por la industria alemana de e-bikes , el cual suma a la potencia del ciclista un 200% extra  es decir que si por ejemplo el ciclista aporta 75 watts de potencia con su pedaleo, el rango de autonomía que alcanze resultará de incluir esta misma bicicleta eléctrica suministrando un 200% mas , es decir 150 watts adicionales, un total de 225 watts.
La prueba de rango R200 representa además la capacidad de la batería y el consumo de energía de la bicicleta eléctrica. Por ejemplo, sobre un rango de 70km, corresponde a la capacidad de batería 500Wh y un consumo de energía  7,14 Wh/km

No sabemos si esta aproximación en proceso hacia una norma común llegará a ser aceptada por la industria a nivel global, pero sin duda es el primer paso que lleva a definir reglas claras tanto para el consumidor como en todos aquellos que intervienen en su comercialización.
Haciendo click aqui (en idioma alemán) , obtendrá información detallada sobre rango R200, su procedimiento de medición, las condiciones en las que se basa la prueba y también los requisitos y factores de la prueba.